Viernes 13 (1980)

Crítica y fotos de Viernes 13, 1980

Es un poco imposible hablar de Viernes 13 sin meter algo de nostalgia. Es entrañable, carismática y más rica que las pesetas. También muy cutre de Dios, pero en concepto tras la fuente del giallo y el slasher esencial (Negra Navidad, Halloween, La Matanza de Texas…), consiguió que los que la vimos en su día con un poco de inocencia nos jiñasemos como unos campeones.

De mi incipiente etapa como fan del cine chusco, la recuerdo por llevarse el premio a ser la única capaz de acojonarme sin siquiera haberla visto. Todo gracias a la repetida y apasionada descripción de una escena por parte de un pariente…

Pepe: SIII, está en cama así como medio dormido… y FUAAH le atraviesael CUELLo!! HAHAHE
Mike: @_@

Por su culpa estuve dos semanas convencido de que en cuanto me durmiera, una flecha me atravesaría la cabeza desde debajo de la cama.

Técnicamente Viernes 13 no es nada del otro mundo, de hecho es bastante ridícula y el proceso de rodaje así como argumento son un gazpacho de Psicosis y las tres que acabo de decir. Su verdadera importancia reside en el sentido comercial, que hizo propulsar al serial-killer como marca. Porque aunque la mítica careta no sale hasta la tres, Jason Voorhees es al cine de terror lo mismo que el payaso del McDonolds a la comida guarrindonga.

Ya digo, aunque la formula está inventada, es bastante elemental: grupo de chavales con cerebro estéril contra un asesino (o más), con una mala ostia salvaje, y más letal que Wonder Max. Que también pica, bate, licua, mezcla y mucho más… pero en este caso la especialidad es ‘Ralla-al-medio con machete’. Llegado el momento los chavales suelen gritar con los ojos cerrados, chocar contra todo en bragas, correr en círculo con la cabeza inclinada o esto todo a la vez. Bien. Argumento: desgracias y desmanes de una tropa adolescente de festivos monitores, que van a trabajar al campamento equivocado.

Hormonas Viernes 13Al principio, mucho cachondeo… carreritas en bikini… ay, ahora no tonto… chorraditas y monadas. Lo que no pararon a pensar es en las claras advertencias que reparte la efusiva gente del lugar (sobre todo a la hora de ayudarte a subir a un camión). Hasta el tonto del pueblo sabe que si vas a Crystal Lake la jodes. El caso, es que el famoso campamento, arrastra una temible leyenda, cuyo cruel efecto, es inversamente proporcional a las inquietudes de la panda. Básicamente: follar, intoxicarse y pasarlo bien, en ese orden. ¿Qué sucede entonces? pues que nada más llegar los empiezan a hacer lonchas.
Este será el principal reclamo de la cinta, la sucesión de ataques y morbillo hasta llegar el aclarador final. Con un casting que está todo en igualdad de condiciones para llevarse un machetazo.
Al igual que Johnny Depp tuvo su momento en Pesadilla en Elm Street, más o menos con los mismos años, podemos ver a Kevin Bacon cascar de la forma más espectacular de la película. El final es tan absurdo como incomprensible, dando pie a las futuras entregas que tuvieron lugar gracias a los convenientes ingresos.

Frase clave para asimilar su plenitud:

– Soy el mensajero de Dios!! (El tonto del pueblo saliendo de la alacena)

Videos Relacionados

Ficha Técnica

Carátula DVD de Viernes 13, 1980Título Original: Friday the 13th
Fecha de estreno: 1980
Director: Sean S. Cunningham
Guión: Victor Miller
Música: Harry Manfredini
Reparto: Betsy Palmer, Adrienne King, Harry Crosby, Kevin Bacon
Productora: Paramount Pictures

Galería Multimedia

~ por Mike en septiembre 12, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: