Los inmortales y Queen ‘Who wants to live forever’ (1986)

Los inmortales Poster

Si en la década de los 80 ha existido una película que me dejase profundamente marcado por su tendencia, y haya envejecido con una proporcionada dignidad, debo hablar de Los inmortales del australiano Russel Mulcahy.

Protagonizada en el papel de su vida por el ordinario Christopher Lambert, narra la historia de ‘Los inmortales’, una raza especial de seres humanos destinados a vivir eternamente. El paradigma de su existencia residía en una serie de duelos a través de los tiempos, hasta que sólo quedase uno. La única forma de acabar con un inmortal era mediante la decapitación. Y a su vez, el vencedor de estos dramáticos encuentros podía metabolizar los poderes de su sometido.

Los inmortalesLa historia discurría entre flashbacks de las altas tierras de Escocia del siglo XVI y un Nueva York contemporáneo. Lambert representa al rupestre Connor MacLeod, del clan de los MacLeod, un hombre afable y soñador, que desconociendo los poderes y la naturaleza de su propia existencia es exiliado por brujería. Comenzando una nueva vida, se cruza con el solemne Villa-Lobos (Sean Connery), un inmortal maduro y experimentado que se compromete a adiestrarle física y mentalmente en la filosofía y objetivos de su raza.

La película me fascinó rápidamente por la suculenta combinación de combates épicos, escenarios históricos y un impresionante vestuario, así como por la potente descarga metafísica que nos planteaba. Momentos sensibleros y de superación personal se cruzaban entre brutales refriegas con espadones, rayos y explosiones. Recuerdo que me llamó muchísimo la atención observar como el paso de los años afligía el carácter de Connor. Ver cómo, a la vez que relataba con cierto orgullo el paso de los siglos, su vida se desplomaba en la apatía y el cinismo.

La música de aquel año: Queen “It’s a kind of Magic”

Destinado exclusivamente para la banda sonora de la película, el grupo de Freddy Mercury, Brian May, Roger Taylor y John Deacon, editó ese mismo año el disco ‘A kind of magic‘; una simbiosis perfecta, un rotundo éxito de ventas y una auténtica recopilación de clásicos. Entre sus pistas podemos encontrar algunas de las canciones más destacadas de Queen, como la emotiva ‘Who wants to live forever’, ‘Gimme the prize’, ‘Don’t lose your head’ o mi favorita ‘Princes of the Universe’.

Este lanzamiento coincidía con la época dorada de los sintetizadores y los experimentos con gaseosa. Entre la música de aquel año nos encontramos con otro grupo mítico, los grandes Genesis, que alejándose sustancialmente de sus inicios más progresivos, y con Phil Collins todavía al frente, editaban el cuatro veces platino ‘Invisible Touch‘.

Roger Waters dejaba Pink Floyd en el 85 y en su lugar entraba David Gilmour, para lanzar posteriormente el controvertido ‘A momentary lapse or reason‘ (1987). Deep Purple editaban ‘The house of blue light‘, y por supuesto tampoco podemos olvidarnos de otros iconos del rock/heavy progresivo británico como Uriah Heep, que por esas fechas publicaba su decimosexto álbum ‘Equator‘ (1985), o los incombustibles Jethro Tull con el también mágico Ian Anderson y su ‘Crest of a Knave‘ (1987).

Videos Relacionados

Grupo: Queen
Video: Princes of the Universe
Álbum: A Kind of Magic (1986)
Estilo: Rock

Grupo: Queen
Video: Who Wants to Live Forever
Álbum: A Kind of Magic (1986)
Estilo: Rock

Grupo: Queen
Video: Gimme the Prize
Álbum: A Kind of Magic (1986)
Estilo: Rock

Enlace a youtube

Ficha Técnica

Título Original: Highlander
Fecha de estreno: 1986
Director: Russell Mulcahy
Guión: Gregory Widen, Peter Bellwood y Larry Ferguson
Música: Michael Kamen
Reparto: Christopher Lambert, Sean Connery, Roxanne Hart
Productora: 20th Century Fox

Galería Multimedia

~ por Mike en marzo 14, 2008.

3 comentarios to “Los inmortales y Queen ‘Who wants to live forever’ (1986)”

  1. God save the Queen…

  2. Me gusta tu post. Lo único que te faltó por aclarar era que David Gilmour, en realidad, en lo que él entró fue en la dirección de la banda, ya que éste se incorporó en 1968 para sustituir a Syd Barret.

    David se convirtió en jefe justo al salir Roger Waters, y creo que fue por la siguiente razón: El disco “About Face” de Gilmour fue, dentro de los trabajos que cada miembro de Pink Floyd grabó en solitario, el álbum más vendido. Desde el punto de vista de ventas, aquel álbum solista dejó en el más mísero de los ridículos a “The pros and cons of Hitch Hiking” de Roger Waters.

  3. Muchísimas gracias por tus palabras así como el comentario. Encantado de aprender algo nuevo, y espero que hayas pasado un rato entretenido por el blog. Un saludo compañero! M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: