La última casa a la izquierda (1972)

Crítica y fotos de la película La última casa a la izquierda de 1972

Phyllis y Mari (Lucy Granthamson y Sandra Peabody) son dos alegres jovenzuelas que disfrutan de la vida sin problemas. Pero un buen día, durante un noche de farra que supuestamente iban disfrutar a tope, la cosa se complica.

Por pillar un poco de maría, y mientras sus amorosos padres engalanan la casa para darle una fiestón de cumpleaños, Mari y la colega terminan coincidiendo en la ciudad con un grupo de tarados que resultan ser violentos fugitivos. Sin posibilidad de huida, acaban siendo prisioneras para el goce y perversión de: Krug, el ‘comadreja’, Sadie y Junior. Que con esos nombres obviamente no podían ser otra cosa más que una auténtica pandilla de imbéciles. En ese sentido, este debut del popular Wes Craven (Pesadilla en Elm Street, Scream, La serpiente y el arcoiris) hace gala de unos diálogos y situaciones insuperablemente estúpidas (muy especialmente hacia el final). David Hess y Jeramie Rain en La última casa a la izquierda de Wes CravenPero que a pesar de su modesto presupuesto y calamidades técnicas, sentó las bases de lo que serían sus demás trabajos, y sirvió de inspiración a mucha gente en posteriores producciones. Me viene a la cabeza la familia Firefly de Rob Zombie (Los Renegados del Diablo), por la conexión estética, así como la forma de mezclar humor de feria con lo que supuestamente debería ser tensión, y el perfil degenerado de los delincuentes y su selección de actores.

Entre momentos musicales en plan Scooby Doo y volviendo a las chicas, las dos terminan siendo secuestradas y empujadas hasta un bosque, que con toda la puntería da a pocos metros de la casa de los padres de Mari… los cuales, preocupados por su ausencia, tenían ya en aviso a la super-patrulla de policía local, que como no podía ser de otra forma, son un par de botarates. Bien, en el bosque suceden dos cosas importantes, primero, posiblemente una de las persecuciones más ridículas de la historia, y segundo, la surrealista agresión a las dos chicas. Por su dosis gore y el siempre repulsivo hecho de violar, este trozo de película no está exento de polémica. No me cuesta imaginar el alcance del escándalo en la época… por ahi se puede leer que en Australia fue censuradísima y que hasta iban a clasificarla X. Todo en base a la rotunda demostración de lo cafre que puede llegar a ser nuestra raza, así como lo más acojonante, que es el hecho de que algo así le puede pasar a cualquiera. Resulta imposible no compararla con La violencia del sexo (1978) por su idéntica temática, personajes, marco… y eso que decía de ‘inspiración’.

El caso es que las chicas acaban mal y los delincuentes terminan, sin saberlo, en casa de Mari cenando con sus padres. Y allí se lía la de dios es cristo cuando descubren la verdad. Derivando en un arranque de venganza, con una impresionante selección de disparates por minuto y un final de guillotina. La última casa a la izquierda de Wes Craven es una película muy cutre, mala, irregular y ridícula, pero sincera e importante para entender exploitation y slasher.

Frases clave para asimilar su plenitud:

(Sheriff) – A veces me gustaría ser otra cosa…
(Ayudante) – Un pato o algo parecido?

(El comadreja) – No es pequeña, es que la has asustado… pero se recuperará.

Videos Relacionados

Ficha Técnica

Carátula DVD de La última casa a la izquierda de 1972Título Original: The Last House on the Left
Fecha de estreno: 1972
Director: Wes Craven
Guión: Wes Craven
Música: David Alexander Hess
Reparto: David Hess, Lucy Grantheim, Sandra Cassel, Marc Sheffier
Productora: MGM

Galería Multimedia

About these ads

~ por Mike en julio 29, 2009.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: